El Sistema de Bloqueo Gryphon

 

Los ataques con gas en los cajeros automáticos llegaron por primera vez a Europa en 2012. Desde entonces, se habían producido casi 2.200 ataques de este tipo, lo que le costó a la industria bancaria de la UE una suma significativa de siete cifras.

La mayoría de los ataques con gas han sido "exitosos" para los delincuentes y, aunque algunos de los ladrones han sido condenados, la policía teme que surjan muchos imitadores y pongan cada vez más vidas en peligro.

Los ladrones NO atacarán un cajero automático cuando sepan que está protegido por el Sistema de Bloqueo Gryphon.

¿Qué es el Sistema de Bloqueo Gryphon?

 El Sistema de Bloqueo Gryphon es, sin lugar a dudas, uno de los elementos  disuasivos más efectivos para los ataques físicos en cajeros automáticos. Funciona colocando una barrera física fuerte y sofisticada entre los cajetines de efectivo en un cajero automático y los ladrones que tienen el ojo puesto en el botín.

¿Qué hace que el Sistema de Bloqueo Gryphon sea diferente de otros sistemas?

El Sistema de Bloqueo Gryphon es el único sistema de defensa física diseñado para ofrecer una respuesta poderosa a la gama completa de métodos de ataque criminal utilizados contra los cajeros automáticos. Desde robo a mano armada y coacción contra personal de reabastecimiento de efectivo en tránsito (ETF), hasta fuerza bruta con medios mecánicos y gas explosivo.

¿Cómo funciona?

La filosofía original por la que se creó el Sistema de Bloqueo Gryphon era limitar las pérdidas al garantizar que solo uno de los cuatro cajetines de efectivo pudiera abrirse en cualquier momento, lo que hace que los ataques ya no sean "rentables". Evolucionó a través de una estrecha colaboración con las empresas de Transporte de Fondos cada vez más atacados por delincuentes armados.

Si bien el concepto es relativamente simple, su ejecución se basa en ingeniería de precisión y electrónica de alta calidad. El mecanismo electrónico garantiza que solo una de las cuatro puertas de acero protectoras que se instalan para proteger los cuatro cajetines del dispensador de efectivo se puedan abrir en cualquier momento. Una vez cerrada, no se puede volver a abrir ninguna puerta hasta que haya transcurrido un tiempo predeterminado.

¿Es tan efectivo?

Robo a mano armada y coacción: ha pasado una década desde que se desarrolló el primer sistema para combatir una amenaza creciente para los empleados de entidades financieras y empleados de ETF’s que se dedican a “cargar” los cajeros automáticos. Esta modalidad delictiva se había intensificado de tal forma hasta el punto en que el personal de seguridad y del banco, tenían un riesgo cada vez mayor de sufrir ataques y lesiones. En el año posterior a que un cliente instaló el Sistema de Bloqueo Gryphon en la mayoría de su patrimonio, las pérdidas de siete cifras cayeron en un 90 por ciento y los robos y lesiones sobre empleados de banca y empresas de transporte de fondos en un 83 por ciento.